Portada Noticias 2010 Declaración de Caracas
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Martes, 18 Junio 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Declaración de Caracas PDF Imprimir E-mail
Con asistentes venidos de Costa Rica, México, Ecuador, Argentina, España, Trinidad y Tobago, Colombia, Perú y la misma Venezuela se ha celebrado en la Universidad Monteávila de Caracas la decimoquinta edición del Congreso Internacional Ciencia y Vida. Unos doscientes profesores se han congregado para debatir sobre "El desarrollo científico al servicio de la vida humana. Propuestas para una política sanitaria y asistencial".

Los temas que más interesaron al auditorio fueron los relativos a la extensión de la objeción de conciencia y la misma contemplación de la desobediencia civil o incluso la subversión, como modos de hacer frente a la actitud intrusiva de algunos poderes en su pretensión de destruir la vida humana. En este sentido se debatieron ampliamente algunas iniciativas legislativas recientes, especialmente las de Argentina y España. Asímismo se reflejó la preocupación del auditorio por la recta formación de los profesionales de la salud, que muchas veces se encuentran tomando decisiones no-médicas que van desde la propuesta de estilos de vida y relaciones sociales hasta el posicionamiento político y religioso. El ejercicio médico ha devenido últimamente en un ejercicio de poder que muchas veces no va acompañado de la pareja responsabilidad social y de la preparación adecuada. Se hace pertinente una defensa de la profesión que enfoque el objetivo en lo esencial: el servicio a las personas en aras de mejorar su salud corporal.
El congreso hizo una patente defensa de la formación bioética y de la labor de los comités de bioética así como de la importancia de garantizar la primacía de la vida en la tarea investigadora y en la separación de fondos para la investigación. En un mundo globalizado debemos de hacer una valoración ética sobre la excesiva mercantilización de las ciencias de la salud que en unos lugares dedican partidas exajeradas a la estética o a los tratamientos de infertilidad mientras que en otros no hay dinero suficiente para preservar el sustento vital frente a la malaria o la diarrea.

Declaración de Caracas

 
Relacionados