Carta al director (ABC, 22 de septiembre de 2004). Escrita por una persona que pasó por épocas de intento de suicidio.

Entiendo que hay gente que no soporte su vida y quiera suicidarse. Esto me es familiar, porque yo mismo he padecido una enfermedad mental que me ha llevado a pensar durante largos periodos de tiempo, no de días, ni meses, sino años, en la muerte, en quitarme de en medio por pura desesperación y angustia. Recuerdo largas noches de insomnio maquinando de forma fría en dónde me podría esconder para lanzarme al tren y verme varios amaneceres acercarme a la estación de Renfe con la moto para estudiar el terreno. También recuerdo tener la escopeta de caza cargada en mis manos, apuntarme y tener una conversación con la muerte mientras acariciaba con el dedo el gatillo.

A mí los suicidas no me parecen cobardes. Estuve ingresado numerosas veces en plantas psiquiátricas y conocí mucha gente en situaciones límite que querían morir. Pero, ¿qué pasaría si un médico entrara en una de estas plantas psiquiátricas anunciando que tiene inyecciones letales para los que lo precisen? Que varios de los enfermos pedirían morir ese mismo día. ¿Y qué pasaría si este médico diese antes una charla sobre el derecho a morir cuando uno lo desea y después pusieran la película de Amenábar? Entonces posiblemente asistiríamos a un suicidio colectivo. Algunas veces me he encontrado con antiguos colegas de ingreso y me ha sorprendido ver a muchos de ellos completamente recuperados. Una vez encontré a uno en un bar de copas y charlamos amigablemente. Cuando lo conocí se le caía literalmente la baba de la boca y ahora era un tipo de trato normal. Mientras recordábamos cosas del pasado, levantó el brazo y observé unas marcas blancas en la muñeca producidas por los cortes de un antiguo intento de suicidio. Entonces se puso triste y me dijo: «Menos mal que no lo conseguí». Yo mismo, a pesar de tener una enfermedad crónica, me he recuperado y ahora tengo unas ganas rabiosas de vivir.

Amenábar, ¿qué quiere conseguir dirigiendo este tipo de películas? Está creando un clima que perjudica a la gente que lucha contra situaciones mucho más trágicas de las que pone en la película.

Miguel González Purroy.