Portada Noticias 2006 «La ministra me dijo que estaba de acuerdo con relevar a Montes de las urgencias de Leganés»
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Domingo, 25 Agosto 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

«La ministra me dijo que estaba de acuerdo con relevar a Montes de las urgencias de Leganés» PDF Imprimir E-mail

Hace tres meses, Juliana Fariña recibió uno de los encargos más delicados de su carrera: debía formar un grupo de especialistas independientes para que valoraran qué ocurrió en las Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Aunque recibió críticas de alguna de las asociaciones personadas como acusación, pues consideraban que la presidenta de los médicos madrileños defendería al ex coordinador de Urgencias, Luis Montes, Fariña buscó la «imparcialidad» en los facultativos elegidos. Como resultado, el informe «no de parte» revela que existió «mala práctica médica» en la sedación administrada a 34 pacientes que fallecieron, además de irregularidades en las dosis y las asociaciones de fármacos. El próximo lunes comparecerá ante el juez para explicar estos resultados. La presidenta del Colegio de Médicos habla por primera vez sobre el informe.

-¿Cómo valora el documento elaborado por sus peritos sobre el Severo Ochoa de Leganés?
-Creo que es el mejor informe que se ha realizado hasta ahora. Yo, personalmente, no he intervenido en su elaboración, pero lo he estudiado y me parece muy adecuado. Es exhaustivo, está hecho con mucha seriedad y resulta muy claro para cualquiera que lo lea, de una claridad por encima de lo común en el mundo de la Medicina.

-¿De las conclusiones se desprende que hay indicios de delito?
-Me remito a lo que viene reflejado en el informe, con las mismas palabras. El documento es muy claro y habla de 34 casos en los que se ha detectado mala práctica médica, pero eso ya lo tiene que decidir el juez. Ahí no puedo entrar.

-¿Los resultados del informe del Colegio de Médicos dan la razón al anterior informe, encargado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid?
-No estudié con detenimiento el anterior informe, pero creo que hablaba de 73 casos sospechosos. Entre esos casos, los peritos del Colegio de Médicos han encontrado 24 en los que la sedación se hizo de forma correcta, pero también han detectado irregularidades.

-¿Cree que la Consejería actuó de forma correcta cuando apartó al entonces coordinador de Urgencias del servicio?
-Fue una medida tomada por prudencia: no se le destituyó, sólo se le relevó como coordinador de Urgencias, porque se trata de un cargo de libre designación y las autoridades sanitarias pueden cambiarlo en cualquier momento. Al principio de la crisis tuve una conversación con el consejero, Manuel Lamela, y otra con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, y los dos estaban de acuerdo en que se relevara a Luis Montes. Otra cosa es que luego Salgado cambiara de opinión.

-Pero a usted le han acusado de defender a Luis Montes. Por eso algunas asociaciones no querían que el Colegio de Médicos se hiciera cargo de la investigación.
-Como presidenta, yo defiendo a todos los médicos madrileños, y a Luis Montes también, al menos hasta que haya un dictamen en contra por parte del juez. La presunción de inocencia es un derecho. Pero eso no quiere decir que no haya que investigar. Es necesario esclarecerlo todo y que luego la Justicia decida.

-El secretario general del PSOE madrileño ha dicho que el informe revela «poco más de 20 casos de mala práctica discutible», ¿es cierto que no está claro?
-El informe dice lo que dice y está bastante claro. Dicen que se han quedado en pocos casos, pero ojalá no hubieran encontrado ninguno.

-¿Cómo se tomó el encargo que le hizo el juez de escoger a los médicos para que elaboraran un informe «no de parte»?
-Fui consciente de que se trataba de una gran responsabilidad. Lo que quise es hacerlo lo más correctamente posible, y he tenido la suerte de encontrarme con unos peritos extraordinarios. Pero, a pesar de la responsabilidad, agradezco al juez que instruye el caso que haya pensado en la profesión médica, porque nadie mejor que nosotros puede entender lo que ocurrió en el Hospital Severo Ochoa de Leganés.

-Los han acusado de elaborar un informe incompleto, pues sólo han analizado las historias clínicas y no han hablado con los médicos que practicaron las sedaciones. ¿Cómo responde a las críticas?
-Lo que nos encargó el juez fue elaborar un informe basándonos en las historias clínicas de los pacientes. El material que proporcionaron al Colegio de Médicos se lo entregamos íntegramente a los médicos que han participado en su elaboración. No ha habido necesidad de hablar con los médicos, porque no era la misión que se nos encargó, no nos pidieron que habláramos con nadie. Ya se encargará el juez de preguntarles lo que quiera.

-¿Cómo seleccionó a los 11 médicos que han elaborado el documento?
-Busqué a profesionales reconocidos en su especialidad y de especialidades relacionadas con las posibles irregularidades. Además, tenían que ser completamente imparciales. Son personas especializadas, aunque no todos tenían experiencia como peritos judiciales. Más que la experiencia en otros juicios busqué la imparcialidad y la pluralidad.

-El juez sólo le encargó que el comité lo formara un número impar de médicos, ¿por qué escogió un grupo tan amplio?
-Al principio pensaba en un grupo de cinco a siete personas, pero la mitad tenían que ser expertos en cuidados paliativos y yo quería incluir todas las especialidades relacionadas.

-¿Qué metodología emplearon?
-Han sido más de dos meses de trabajo en los que, sobre todo, hemos tenido mucho cuidado para preservar la independencia de los peritos. Por eso las historias clínicas se han informatizado y han recibido un tratamiento por el que se ha eliminado el nombre de los médicos y de los pacientes. Todos los miembros del comité han estudiado todas las historias y las han analizado de forma conjunta. Nadie puede opinar ahora sobre el informe con certeza si no ha leído las historias clínicas.

-Sin embargo, hay nueve casos en los que los médicos no se han puesto de acuerdo.
-Han intentado buscar el máximo consenso, pero la Medicina no es una ciencia exacta.

(La Razón, 6 de junio de 2006)

 
Relacionados