Portada Noticias 2006 Proponen en Gran Bretaña la eutanasia activa para nacidos con graves anomalías
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Lunes, 26 Agosto 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Proponen en Gran Bretaña la eutanasia activa para nacidos con graves anomalías PDF Imprimir E-mail

(Telam, 6 de octubre de 2006)

Un prestigioso instituto de obstetricia británico propuso hoy la "eutanasia activa" como una solución a los atroces sufrimientos y altos costos económicos que deben soportar las familias de niños nacidos con graves anomalías.

Aunque la propuesta ya generó polémicas, para el Royal College de Obstetricia y Ginecología, uno de los más prestigiosos del país, los grandes progresos de la ciencia médica -capaz de tener con vida a un ser humano en estado vegetativo por años- imponen un profundo examen de conciencia.

La eutanasia activa llega en respuesta a investigaciones que lleva adelante en estos meses el Nuffield Council on Bioethics, el grupo de estudiosos que examina las cuestiones éticas generadas por el desarrollo del progreso médico, consigna un despacho de Ansa.

El Royal College sostiene en un documento que el grupo de trabajo de Nuffield "debería considerar más radicalmente la no reanimación, la renuncia a las curaciones, el examen sobre el verdadero interés de tutelar y la eutanasia como nuevas soluciones en casos de recién nacidos gravemente enfermos".

Según el comité ético del College "la elección de la eutanasia debe ser introducida y debatida en toda su totalidad y por pertinencia".

"Si el acortar la vida y la intervención deliberada para matar a los recién nacidos fuera posible se tendría un impacto notable sobre las decisiones de obstetricia, y se podría también prevenir algunos casos de aborto tardío, porque los padres estarían más confiados en correr el riesgo de continuar el embarazo", resaltan.

El parlamentario laborista Jim Dobbin comparó la propuesta con los experimentos genéticos de los nazis, al inicio de la polémica desatada en torno a la propuesta.

"El mensaje que se deduce es que las personas perfectas deben ser aceptadas, mientras que aquellas discapacitadas pueden ser abandonadas", resaltó Dobbin.

La Comisión sobre los derechos de los discapacitados también manifestó su oposición, al considerar que "es moralmente despreciable dar a la vida de algunos un valor mayor que la de otros".

Pero el Royal College puso en evidencia algunas situaciones contradictorias en la legislación del Reino Unido en esa materia.

Hoy, una mujer que descubre en el séptimo mes de embarazo que el bebé tiene serias anomalías puede decidir abortar, pero los padres de un niño nacido prematuro de tres meses no puede hacer otra cosa que tener al hijo, aunque su vida y su salud presenten dificultades.

Lo que encendió el debate fue el caso de Charlotte Wyatt, una niña nacida hace tres años en un hospital de Porstmouth, prematura de tres meses y con un peso de 458 gramos, que hoy sigue viva en condiciones disparatadas y bajo continua observación.

Los padres, recientemente separados, ganaron numerosas causas para mantenerla con vida.

Las estadística muestran que muere el 98 por ciento de los niños nacidos después de 22 semanas de embarazo, mientras que para los nacidos en la semana 26 la posibilidad de sobrevivir -si bien con daños físicos y psicológicos graves- es del 80 por ciento.

En Holanda, donde la eutanasia es aplicada en particulares situaciones, los niños nacidos antes de la semana 25 no son curados.

 
Relacionados