Portada Noticias 2007 El hijo de una mujer que recurrió a la eutanasia dice que no conocía sus planes
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Viernes, 20 Septiembre 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

El hijo de una mujer que recurrió a la eutanasia dice que no conocía sus planes PDF Imprimir E-mail
MADELEINE Z.B. FALLECIÓ EL VIERNES EN ALICANTE
EL MUNDO, 18 de enero de 2007
EFE

ALICANTE.- Una mujer de nacionalidad francesa, de 69 años, y con esclerosis lateral amiotrófica se quitó la vida el pasado viernes, 12 de enero, en su casa de la playa de la Albufereta en Alicante, acompañada por varios miembros de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD).

Su hijo, Domingo Biver, ha mostrado su "sorpresa" por la decisión de su madre e indicó que ha denunciado a la asociación por estar tres de sus miembros presentes durante su muerte.

Biver explicó que su madre, Madeleine Z.B., no le había comentado su intención de quitarse la vida, aunque "alguna vez, en un momento de crisis o de depresión, dijo que quería dejarlo todo, pero a los dos días se le había pasado y no volvía a sacar el tema".

Según dijo el hijo de la fallecida, quien conoció la decisión de su madre "por casualidad", estos comentarios siempre los hacía en un tono "banal" y "sin especificar".

Biver indicó, visiblemente afectado, que ha denunciado todo lo sucedido, "sobre todo por el hecho de haber estado personas delante de mi madre mientras ella fallecía". "Si mi madre había tomado una decisión de acabar con algo, que no sé muy bien con qué, puede ser respetable, pero que haya tres personas aquí viendo el fallecimiento de mi madre no lo veo correcto", añadió.

El hijo de la fallecida señaló que la primera noticia de la relación de su madre con la asociación la tuvo el sábado cuando buscaba entre los papeles de su madre. Según dijo, él sabía que estaba en contacto con una asociación, pero siempre le decía que era de voluntarios, "nada específico", agregó.

Por su parte, un vecino de la fallecida, Emeterio García, afirmó que la mujer estaba "muy deteriorada por la enfermedad" y que "prácticamente no hablaba con los vecinos".

El Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante ha abierto diligencias previas por el fallecimiento de esta mujer, cuyas circunstancias investiga el Cuerpo Nacional de Policía.

La ADMD defiende la legalidad de su actividad

Por su parte, el presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente, Fernando Marín, explicó que su actividad consiste, entre otras cosas, en acompañar a enfermos terminales e irreversibles que desean suicidarse y ofrecer una guía con métodos para cumplir este objetivo.

Martín mantuvo que acompañar u ofrecer apoyo moral a una persona convencida de acabar con su vida, "al no ser un acto directo", no se puede considerar que va contra la ley, y dar información es una "conducta impune".

El Código Penal castiga con penas de cuatro a ocho años "al que induzca al suicidio de otro"; de dos a cinco años a quien coopere con "actos necesarios al suicidio", y de seis a diez años "si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte".

La Guía de Autoliberación que la DMD reparte entre sus socios con tres meses de antigüedad aconseja que antes de considerar el suicidio se agoten todas los recursos disponibles para mejorar la calidad de vida (por ejemplo cuidados paliativos) y asegura que el dolor se puede aliviar en la mayoría de los casos.

 
Relacionados