La Gaceta de los Negocios, 3 de febrero de 2007

G. S. N.
Madrid. Mayores de edad, capacitados y libres, son los tres requisitos que se exigen para poder escribir el documento de voluntades anticipadas y entrar a formar parte del Registro Nacional de Instrucciones Previas, cuya creación fue aprobada el viernes por el Gobierno.
En el texto, el firmante deberá expresar cómo desea ser tratado si sufre una situación que le impida expresar su voluntad, de modo que pueda decidir sobre sus cuidados médicos y el destino de su cuerpo o de sus órganos. El Registro, que podrá estar operativo en nueve meses, estará adscrito al Ministerio de Sanidad, que será el que lo financie con un presupuesto de 120.000 euros.
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recordó tras el Consejo de Ministros que este registro quedó definido en una ley aprobada en noviembre de 2002, en la que se estipularon los derechos del paciente, tales como la privacidad, la intimidad, la dignidad y la capacidad de decisión libre.

Mayor coordinación
De la Vega informó de que en estos cinco años 16 comunidades autónomas han regulado ya el denominado testamento vital, registros que ahora pasará a formar parte del documento conjunto de todo el Estado que favorezca la coordinación a la hora de llevar a cabo los deseos de las personas que figuren en él.
Según señaló el Gobierno, este documento 'es la expresión del respeto a la autonomía de las personas y se tendrá en cuenta en las futuras decisiones asistenciales que puedan afectarle'. 'Constituirá además un instrumento que ayude a los profesionales sanitarios en la toma de decisiones respetuosas con la voluntad del enfermo cuando éste no tenga ya capacidad para decidir por sí mismo', añadió.

Al documento se incorporará un archivo informatizado sobre la localización de órganos para trasplantes, que va a permitir la intercomunicación de los datos, proporcionando, entre otra información, la localización de estos, informa Efe. .
La vicepresidenta indicó que el sistema de consulta del archivo garantizará en todo momento la confidencialidad, seguridad e integridad de los datos y la plena disponibilidad a cualquier hora del día por parte de los interesados.