(Terra, 20 de febrero de 2007)

El Congreso rechazó hoy una moción de IU-ICV por la que se instaba a esta Cámara a constituir una comisión no permanente con la finalidad de 'abrir un cauce de diálogo' para debatir los contenidos necesarios sobre 'la garantía al derecho de una muerte digna'.


La comisión propuesta por IU-ICV en la moción, además, tendría como finalidad el estudio de la implantación, desarrollo y las normas que deberían ser legisladas para la protección de todas las personas y sectores afectados en el desarrollo y cumplimiento del Registro Nacional de Instrucciones previas, también llamado de últimas voluntades.

IU-ICV entendía en su moción que la necesidad de regular el derecho a morir se ha incrementado notablemente en la opinión pública española.

En este sentido, consideraba 'imprescindible' avanzar en el 'debate político sobre las garantías y la protección que deberán tener las personas afectadas, las familias y las profesionales de la sanidad, en el cumplimiento de esas voluntades recogidas en las instrucciones previas'.

Sin embargo, el Congreso ha rechazado la propuesta de este grupo parlamentario.

El PSOE se opuso a la moción al considerar que con la actual legislación, a través del Registro Nacional de Instrucciones Previas y los cuidados paliativos, el derecho del enfermo a una muerte digna está asegurado.

El PP se posicionó 'en defensa de la vida' y añadió que 'no admiten el matar o la ayuda al suicidio', al igual que Coalición Canaria y CIU.

Por su parte, el PNV votó a favor de la moción, al igual que Grupo Mixto y ERC.