Portada Aspectos Médicos Otros artículos - Médicos "Los médicos tienen como tarea ética evitar caer en la tentación de la medicina defensiva"
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Domingo, 22 Septiembre 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

"Los médicos tienen como tarea ética evitar caer en la tentación de la medicina defensiva" PDF Imprimir E-mail

(Diario Médico, 9 de marzo de 2007)

Rogelio Altisent, presidente de la Comisión Deontológica Médica Nacional, cree que los profesionales sanitarios tienen como tarea ética evitar caer en la tentación de la medicina defensiva.

Así lo ha manifestado el también profesor de Bioética en la Facultad de Medicina de Zaragoza en el ciclo Bioética y Sociedad que organiza la Universidad de Zaragoza. Ha abordado en su ponencia la nueva relación que se está estableciendo entre el médico y el paciente.

En opinión de Altisent, la medicina está experimentado cambios revolucionarios en tres campos muy diferentes. Por una parte, en todo lo que se refiere al progreso científico y técnico, pero también en lo concerniente al ámbito de los derechos del paciente.

En este sentido, ha argumentado que "el paciente es cada vez menos paciente" y que las personas han asumido un mayor protagonismo en los cuidados de su salud, adoptando una actitud menos pasiva y más crítica ante la autoridad médica.

"En general se asiste hoy a una eclosión de los derechos del paciente acorde con los valores de las democracias participativas, la defensa de los derechos humanos y el nacimiento de los movimientos de consumidores". A su juicio, de ninguna manera resulta hoy admisible, ni ética ni legalmente, el despotismo médico.

Pero, a la vez -ha señalado Altisent-, el conocimiento médico se ha fragmentado y el intenso proceso de especialización ha favorecido una atmósfera de despersonalización en la atención sanitaria que produce también un reflejo de desconfianza en los pacientes. Por eso ha incidido en la necesidad de evitar la medicina defensiva.

Relación médico-paciente

En cuanto a la relación médico-paciente nos encontramos hoy ante dos grandes modelos. "Por una parte, el modelo contractualista, donde el paciente acude a su médico como a un supermercado".

Este modelo deposita la confianza en la capacidad técnica del médico y está claro que cuando los resultados no son los prometidos el siguiente paso es la reclamación con todos los medios al alcance del paciente, que en realidad se convierte en cliente. Altisent ha afirmado que éste es el modelo imperante en Estados Unidos donde el nivel de reclamaciones es muy alto.

Por otra parte, el modelo denominado cooperativo -defendido por Altisent- está basado en la confianza personal del paciente hacia el médico, quien asume la responsabilidad en el cuidado de la salud, centrado en las necesidades reales y no sólo en las sentidas, aunque siempre con el consentimiento convenientemente informado del paciente.

Finalmente, el tercer campo donde los cambios han sido profundos se refiere a la organización de la atención sanitaria. Así, la proclamación del derecho a la protección de la salud sin discriminaciones es, sin duda, "motivo de orgullo para una sociedad y un valor moral que también implica a los profesionales de la salud".

En este sentido, Altisent considera que "la protección social que garantiza la atención sanitaria constituye un logro histórico de las sociedades avanzadas y una manifestación de progreso moral".

Ahora bien, ha recordado que esta asistencia sanitaria se presta cada vez más en instituciones que tienden a organizarse como empresas de servicios, y los facultativos pueden ver limitadas sus facultades por los gestores.

 
Relacionados