Portada Aspectos Médicos Otros artículos - Médicos Al Plan de Cuidados Paliativos le falta "dinero y voluntad"
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Domingo, 22 Septiembre 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Al Plan de Cuidados Paliativos le falta "dinero y voluntad" PDF Imprimir E-mail
(Europa Press, 9 de julio de 2007)

El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital La Paz, Manuel González Barón, opinó hoy que al Plan de Cuidados Paliativos impulsado por el Ministerio de Sanidad "le faltan muchas cosas, sobre todo, voluntad de ponerlo en práctica y dinero" porque, a su juicio, en cualquier plan "si no hay presupuesto, no hay voluntad".
En una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde codirige el seminario 'Aliviar el sufrimiento: aspectos asistenciales, éticos y jurídicos', González Barón recalcó que no se "fía" de los planes y proyectos ni de cualquier "elemento de la política que no vaya acompañado de presupuesto".
En cualquier caso, reconoció que el plan era "absolutamente necesario", dada la importancia de tratar el dolor, que el oncólogo diferencia del "sufrimiento". Según dijo, "el dolor hay que combatirlo siempre" y, además, resaltó que prácticamente en el 94 ó el 96 por ciento de los casos "se puede controlar el dolor físico". Matizó que hay excepciones, situaciones "extraordinarias", lo que denominan "dolor refractario", que es "lo que justifica la sedación".
En cuanto al sufrimiento, recalcó que suprimirlo es una "quimera", porque es algo "innato" con la "naturaleza humana" y cualquier persona lo ha experimentado. A su juicio, el papel del médico es tratar de ayudar a "sobrellevar" el sufrimiento y eso es lo que enseña a sus alumnos del master en paliativos.
Sin embargo, lamentó que en la facultad de Medicina no se dedica "ni medio minuto" a hablar del sufrimiento, cuando la labor de los profesionales del sector, no sólo de los médicos, es precisamente la de aliviarlo.
En el curso que dirige esta semana en la UIMP se hablará de las fórmulas para aliviar el sufrimiento y de sus connotaciones asistenciales, éticas y jurídicas. También se reflexionará sobre el papel del paciente a la hora de decidir o renunciar a los tratamientos.

EL UMBRAL DE LO MORAL
En este sentido, el otro codirector del encuentro, el abogado del Estado y letrado del Consejo General del Poder Judicial Carlos Domínguez consideró que la medicina "debe llegar hasta el umbral" de lo que técnicamente se llama "encarnizamiento terapéutico". En sus palabras, todo tratamiento o proceso médico que vaya "más allá" de ese umbral "no es moral" e "incluso" resulta "de dudosa legalidad".
Ahora bien, el papel del paciente a la hora de decidir sobre el tratamiento depende de su "nivel de capacidad". Si es una persona "capaz y competente" recalcó que puede ejercer su derecho a renunciar, pero cuando esa persona ha sido declarada "incapaz" para emitir una declaración de voluntades es cuando "surgen los conflictos".
En ese momento es en el que entran en juego el representante legal o los familiares y también es en ese punto donde suele plantearse los conflictos y "muchas veces tiene que terminar" interviniendo el juzgado de guardia. Según dijo, "en muy contadas ocasiones" no se reconoce el derecho del paciente, que suelen ser las de urgencia o las que pueden suponer un problema de salud pública.
En cualquier caso, señaló que es "muy frecuente" que "lo moral y lo jurídico entre en conflicto". De hecho, indicó que si no hubiera conflicto entre moral y derecho "seguramente no existiría la bioética".
La bioética será precisamente otro de los aspectos que se abordará en el seminario, en el que se intentará aclarar conceptos porque, según Carlos Domínguez, muchas veces, especialmente en los medios de comunicación, se habla "con imprecisión" de ciertas figuras, "sobre todo lo relativo a la eutanasia".

EL RETO DE HUMANIZAR LOS SERVICIOS
También se abordará la relación entre justicia y dependencia, dos elementos que, a juicio del doctor González Barón "tendrían que ir unidos, pero desgraciadamente no siempre" es así.
El encargado de reflexionar sobre este asunto será el vocal del Consejo General del Poder Judicial Félix Pantoja, quien abogó por "humanizar" todos los servicios públicos y, en esa línea, subrayó que los cuidados paliativos suponen "humanizar" determinados momentos de la vida.
En su opinión, la humanización de los servicios es "un reto y una obligación", en el que se deberían poner "todos los esfuerzos" con el fin de "hacer más fácil el tránsito de las personas por este mundo".
 
Relacionados