Portada Noticias 2007 Eutanasia, más política que Sanidad
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Lunes, 17 Junio 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Eutanasia, más política que Sanidad PDF Imprimir E-mail
(El Mundo, 9 de septiembre de 2007)

El ministro de Sanidad tiene en su agenda la legalización de la eutanasia; no para esta legislatura, que ya toca a su final, pero sí probablemente para la siguiente, en el caso de que continúe en el cargo. En una entrevista a EL MUNDO, Bernat Soria admite que el asunto «es una asignatura pendiente en la sociedad española» y que, por lo tanto, «en algún momento debe plantearse». El ministro se pronuncia al respecto con supuesta equidistancia. Advierte que entre el «suicidio asistido» -que rechaza- (el ejemplo más famoso en nuestro país es el del tetrapléjico Ramón Sampedro) y la limitación en el esfuerzo terapéutico al moribundo (la generalmente aceptada eutanasia pasiva), hay «una situación intermedia». Posiblemente se refiera, sin citarlo, al controvertido caso del hospital de Leganés (Madrid), en el que los tribunales han advertido que hubo «mala práctica médica» por parte de quienes administraron sedantes a enfermos terminales, aunque han sobreseído el caso, ya que no pudo probarse que las consiguientes muertes de los pacientes estuvieran causadas directamente por la administración de fármacos.

Pese a sus cautelas, Soria aboga por «generar un marco legal» para la eutanasia. Sin embargo, habría que advertir que el debate sobre este asunto es más teórico que real, y prueba de ello es que los hospitales de todo el país funcionan con unos protocolos de actuación que vienen aplicándose sin problemas. La excepción, precisamente, fue la de Leganés, lo que llevó a intervenir a las autoridades sanitarias.

Al hilo de esa constatación, de que no hay un problema en la calle -ni en las clínicas- con la eutanasia, es muy probable que los ciudadanos esperen del Gobierno que actúe en otros frentes. Seguramente, urge más ganar en calidad y agilidad en el servicio sanitario -donde queda todavía un largo camino por recorrer- que plantear la cuestión de la eutanasia. Es decir, en el ámbito de la sanidad, lo que se reclama es más gestión que política.

Hasta ahora, Soria ha presentado en sus manifestaciones un perfil más político que de gestor. En la entrevista que publicamos no duda en asegurar, por ejemplo, que «la izquierda cura más que la derecha». Si al final da prioridad a su voluntad de regular la eutanasia no sólo generará una nueva polémica nacional, sino que dará la razón a quienes opinan que está más empeñado en crear debates ideológicos a costa de los moribundos que en contribuir a mantener vivos a los demás.
 
Relacionados