Imprimir
(Diario Médico, 28 de marzo de 2008)

Dos diputados suizos han propuesto que la asistencia al suicidio sea una asignatura obligatoria en los cursos de formación del personal sanitario, tanto médicos como enfermeros.
El diputado verde Luc Recordon y el socialista Didier Berberat, consideran que los médicos y enfermeros se verán tarde o temprano enfrentados a una situación de este tipo, por lo que es mejor que reciban preparación.
En Suiza funcionan varias organizaciones dedicadas a los suicidios asistidos, que en alguna ocasión han sido objeto de polémica por haber ayudado a morir a enfermos llegados de países vecinos, como Alemania, donde no se permite la eutanasia