Caso Leganés: Conclusiones de la Comisión del Colegio de Médicos de Madrid Imprimir

- La mayoría de los pacientes estudiados tenían patologías muy graves y su expectativa de muerte a corto plazo era muy alta

- Existe una identificación errónea entre la instauración de medidas paliativas, justificadas en la mayoría de los pacientes, y la aplicación de sedación Terminal

- Existen cinco historias clínicas en las que no se llegó a realizar sedación Terminal con benzodiazepinas

- Existen 24 historias clínicas en las que la sedación Terminal estaba indicada.

- En 20 historias clínicas se ha realizado sedación terminal innecesaria y no indicada al tratarse de pacientes en coma profundo.

- En 10 casos, se ha realizado sedación terminal a pesar de no identificar el síntoma refractario y/o no se emprende tratamiento específico de control antes de iniciar dicha sedación terminal, y, por tanto, no estaban indicadas.

- En 9 historias clínicas no se ha podido alcanzar un consenso sobre la indicación o no de la sedación terminal.

- En 4 casos la sedación estaba contrindicada. La historia clínica no documenta enfermedad terminal y/o no existe justificación de la no existencia de una laternativa terapéutica.

-Se han realizado sedaciones terminales con dosis injustificadamente altas de medicamentos y en asociaciones potencialmente peligrosas, generando una situación de riesgo innecesario para los pacientes por depresión respiratoria.

(Diario Médico, 3 de junio de 2006)