El Senado italiano rechaza dejar de alimentar a pacientes como Eluana Imprimir

(ABC, 26 de marzo de 2009)

El Senado italiano ha rechazado hoy con 164 votos en contra, 105 a favor y nueve abstenciones la enmienda al proyecto de ley sobre el testamento vital en la que se proponía reconocer a las personas sanas la posibilidad de solicitar anticipadamente la suspensión de la alimentación y la hidratación en caso de quedar gravemente discapacitadas y no poder decidir por sí mismas.

La votación fue secreta y, a través de ella, el Senado negó la posibilidad de que puedan volver a darse casos como el de Eluana Englaro, la mujer italiana que llevaba 17 años en estado vegetativo y que falleció el pasado mes de febrero después de que los médicos interrumpieran la alimentación e hidratación artificial que la mantenían con vida.

La enmienda había sido presentada por la oposición contra la coma 6 del artículo tercero del proyecto, en el que "en base a la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad", se considera que "la alimentación y la hidratación, en las diversas formas en que la ciencia y la técnica las pueden suministrar al paciente, son formas de apoyo vital y fisiológicamente finalizadas a aliviar los sufrimientos hasta el final de la vida", motivo por el que "no pueden ser objeto de declaración anticipada de tratamiento".

El desenlace del caso de Eluana conmocionó a Italia y aceleró el debate parlamentario para aprobar una ley que reglamente la declaración anticipada de las terapias y tratamientos que las personas sanas estarían dispuestas a recibir en caso de quedar incapacitadas. En los próximos días, el Parlamento seguirá debatiendo y votando las numerosas enmiendas (más de mil) que han sido presentadas al proyecto.