Imprimir
La mayoría de los enfermos terminales que pide ayuda para morir no es evaluado por un psiquiatra o psicólogo. El trastorno mental puede influir en su decisión.
Un estudio publicado en el British Medical Journal muestra la realidad de la aplicación de las llamadas leyes de muerte digna.

Ver artículo